Plañido por La Rolling

Adiós a La Rolling

Última publicación Rolling Stone en España

Dejé el tiempo pasar con la esperanza de leer sobre algún homenaje, revueltas por parte de músicos pop indignados convocando manifestaciones o ver periodistas retwitteando sin parar sobre la noticia. Pero finalmente, con mucha pena por mi parte y muy poca gloria, la revista Rolling Stone cerró sus puertas en España, tanto a la impresión como a su versión online el pasado mes de Julio y yo he perdido la fe de volver a pasar mis dedos por su páginas. Su desaparición me llena de nostalgia porque comenzó a publicarse un mes antes del año en el que mi perverso destino, me trajo llena de ilusión hasta las costas mediterráneas de esta tierra, recordándome los años mozos que le he regalado a una prostituida Madre Patria.

Puede que a nadie le importe y que otros argumenten la estrecha calidad de esta revista pero reivindico su presencia porque cada día sufro más vivir en un país, donde la cultura musical se debate solo dentro de la caja tonta, entre personajes de realities televisivos o hereder@s de estrellas enterradas. Donde el video no mató a la timorata estrella de radio porque el monopolio mediático nunca entendió lo que era un clip. Se aflige mi arte al perder imágenes de artistas rock & pop, músicos, cantantes, actores o personajes de este y el otro lado del charco, hacia donde miro con envidia contemplando como siguen publicando una revista franquiciada, rebosante de un intenso potencial de venta, generación tras generación. ¿Se acuerdan de Kerrang? Otra que dejó de existir en 2012. Cada vez que la veía de chiripa en el kiosco de revistas, allá por 1994, me mataba buscando juntar moneditas para comprar la versión española, años antes que la Rolling Stone comenzara a publicarse en Argentina.

Colección RS

Cada día resulta más difícil leer algo impreso y económico en el país con los medios de comunicación más carcas de toda Europa, donde la libertad de expresión puede ser perseguida por una ley conocida como mordaza y la educación parece estar supeditada a Colegios o Universidades para que sus temas se puedan vigilar con facilidad. Consuelo de tontos es saber hoy que mi empedernido coleccionismo de sus ejemplares, me servirá como memoria histórica para releer sus sagaces artículos en “Asuntos Internos”, recordar las frases de Amy Winehouse sobre Black o las canciones que escucha el político Patxi López, reseñar que Amy B. Sweet es malagueña y Russian Red nació en Madrid o sugerir como puede ser una nueva revista de rock & pop… con atrayente fotografía, poco refrito yankee, más contenidos de habla hispana pero sin tanta doctrina indie.

Y en papel, sí o sí… larga vida a las publicaciones en papel.

Anuncios

Gabriel Medina dijo…

Imagen

Guerrero, brasilero y amante del surf

 Pura energía, entrenada voluntad, fuerza y estilo en un joven surfer brasileño. Su historia es el camino de una familia dispuesta a esforzarse por vivir un sueño y así disfrutar a pleno, cuando llega el momento de recoger los mejores frutos. 

 Inspirador en todas las latitudes, radical y suave en sus maniobras, fascina verlo crecer bailando con las olas, en diferentes partes del mundo.

  • Crecí en São Paulo , Brasil y vivo junto a la playa, Maresias. Comencé a surfear por un amigo cuando tenía 7 u 8 años. Antes solía jugar al fútbol pero desde que él me enseñó el surf, no he podido parar.
  • Mi madre y mi padrastro se conocieron en la tienda de surf que él tenía en Maresias. Fue él quien me dio mi primera tabla porque siempre surfeó y viajó por el mundo. Yo solo era un niño que jugaba al fútbol hasta que me dio esta tabla y comenzamos a trabajar en ello. A los 13 años me preguntó si quería ser un surfer pro porque siempre creyó en mi. Le respondí que sí, comenzamos a trabajar en el entrenamiento y a competir. Creo que eso me hizo más fuerte.

  • Llevo a mi familia a todos los eventos porque me siento mejor con ellos. Me hacen sentir más cómodo. Siento que siempre estoy en casa. Es bueno comer comida brasileña y mi madre cocina allá donde vamos. Tener a mi papá porque es mi entrenador o también a mi hermana pequeña y mi hermano porque son divertidos. Es bueno tenerlos apoyándome, sabes? Intento salir con ellos, no pensar en la competición, solo surfear y hacer mi trabajo.

  • Cuando tenía 9 o 10 años comencé a competir e iba a la playa para ver a Adriano de Souza, Nico , cuando antes los veía en internet o en las revistas. Ahora estoy allí con ellos, con quienes me inspiraron para llegar donde me encuentro ahora.

  • Me gusta Mick Fanning porque es un tipo competitivo y muy enfocado en lo que está haciendo. Recuerdo que en Francia antes de competir contra Kelly mi padre me dijo, trata de vencerlo al comienzo de la manga, no le des un oportunidad, debes ir fuerte y grande. Las olas eran buenas, mi moral tremenda y sabía que la final iba a ser dura contra Julian, pero cumplí dos sueños… vencer a Kelly y ganar el Pro France.

  • El circuito mundial está madurando. Ahora, tenemos infraestructura y experiencia, como cualquier otro. No veo la diferencia entre un brasileño, un australiano, un estadounidense, un sudafricano o un europeo. Todos están en condiciones de ganar el título mundial.

  • Para mi último cumpleaños me regalé un coche. Era mi sueño. Además de ganar dos etapas del circuito, gané credibilidad internacional este año. Ahora, quisiera un día llegar a ser campeón mundial.

  • Soy un chico tímido al que le gusta divertirse dentro y fuera del agua. Para mi surfear significa todo. El mar es mi sitio favorito y donde quiero estar. Disfruto del tour mundial porque me lleva a las mejores olas del mundo y a un mundo muy competitivo. Soy muy competitivo y hacer lo que me divierte, surfear y competir es lo que siempre he soñado. Ahora tengo la oportunidad de vivirlo.

  • Espero que el 2013 sea mi año y consiga todos mis objetivos. Que dios me bendiga y me acompañe en el camino porque quiero ganar las etapas del WCT y traer el título mundial a Brasil. Voy a entrenarme bastante para ello y quiero representarlo bien.

  • Siempre trato de dar lo mejor de mi, amo surfear y estoy viviendo un sueño. Ser el primer campeón mundial brasileño… eso sería una pasada.

 

Bethany Hamilton dijo…

Imagen

Inspiradora, desafiante y valiente surfera de alma.

          • Crecí en Kauai y el surf fue siempre gran parte de mi vida como de mi familia. Soy una gran apasionada y me daba mucho más miedo dejar de surfear antes que volver a ser mordida por un tiburón.
  • Trabajé duro para superar ese miedo y poder así salir a divertirme en el agua, sin pensar constantemente qué hay debajo de ella, concentrándome más en cuál sería la próxima ola por pillar.

  • La fe me ayudó a sobrellevar el ataque y todos los momentos duros que viví junto a mi familia; nos dio unidad y perseverancia. Ser capaz de tener una perspectiva positiva de la vida, fue muy alentador para enseñárselo a otra gente.

  • Tengo días de bajón pero trato de seguir adelante porque luego llegan los días con buen surf y son muy gratificantes, consiguiendo olvidarme de todo lo que pudo no haber sido bueno.

  • Obviamente, volver a surfear fue desafiante. Trabajé mucho siendo activa y creativa, intentando descifrar cómo hacer las cosas. La escena de Soul Surfer en la que mi padre inventa una agarradera fue real y algo muy simple, que me ayudó a sujetar la tabla con una sola mano y poder hacer el pato.

  • No importa la edad que tengas por dentro o por fuera, debes encontrar tus buenas cualidades y concentrarte en ellas. Todos nos enfrentamos a situaciones difíciles y saber que podemos salir de ellas, te hace luchar por conseguirlo.

  • El tiburón me atacó en el 2003 con solo 13 años. Hoy tengo 21 y tantas oportunidades por delante, que solo quiero ayudar a crear una diferencia en este mundo. He comenzado con una organización sin ánimo de lucro llamada Friends of Bethany y nuestro objetivo es llegar hasta otras víctimas por ataques de tiburón o amputaciones. He conocido gente impresionante que me ha enseñado mucho.

  • Ha sido un largo viaje comenzando por el libro y luego la película basada en él, obteniendo muy buenos resultados. Junto con mi familia participamos en todo el proyecto, negociando con Hollywood nuestra historia, tratando de hacerla lo más real posible y fue muy divertido tener que hacer varias escenas surfeando.

  • Ser surfista profesional es increíble, algo que quise desde que tenía 7 u 8 años y haberlo hecho realidad, es emocionante. Puedo viajar por el mundo, coger buenas olas y aprender cómo adaptarme a las diferentes condiciones, las diferentes culturas, los cambios de horario y a dar lo mejor al surfear.

  • Para mi surfear con el alma es estar apasionada por el océano y disfrutando de la creación, haciendo lo que amo.

Julian Assange, dijo…

 

Basado en la entrevista publicada por Rolling Stone Ed. 148 de Michael Hastings a Julian Assange, donde el activista más famoso del momento cuenta cuál es realmente el motivo de tanta persecución.

 

 

 

  • El Cablegate consta de tres mil volúmenes de material. El Times publicó solamente unos cien cables. En el cablegate hay unos 251.000, así que nuestro enfoque es bastante distinto al del Times. Cuando publicamos los documentos de la guerra de Irak, los demás periódicos ofrecieron la historia. Las Naciones Unidas y varios países investigaron las acusaciones. Aún así, el Times decidió publicar un sórdido artículo contra mí en la portada, que era inexacto con los datos. El Times no estuvo a la altura de publicar una portada digna de un tabloide cuando nosotros acabábamos de poner al descubierto la muerte de 100.000 civiles.

  • Manning está acusado de ser una de nuestras fuentes, sin importar si esas acusaciones son ciertas o no. Ha estado encarcelado en diferentes prisiones norteamericanas desde hace 600 días, a causa de lo que publicamos.

  • Desde el pasado septiembre, un gran jurado secreto ha sido seleccionado en Alexandría, Virginia, la ciudad con la densidad más alta de empleados gubernamentales y militares de todo el país. La corte ha emitido citaciones para que mis amigos o conocidos estadounidenses entreguen documentos. Basándose en la Ley Patriótica, el gobierno les ha pedido sus cuentas de Twitter, de Google y sus proveedores de internet. Las leyes en las que se basan para la acusación son la Ley de Espionaje de 1917 y la Ley de Fraude y Abuso Informático de 1986.

  • Están tratando de interpretar la Ley de Espionaje de forma que cualquier comunicación con una fuente se convierta en una colaboración con una fuente y por lo tanto, en una conspiración para cometer espionaje que compromete información confidencial. Están tratando de crear un nuevo precedente legal que incluya a los periodistas que simplemente recurren a sus fuentes para poder informar. Personas como Sy Hersh, Dana Priest o Bob Woodward les preguntan constantemente a sus fuentes: “¿Qué hay de esto, has oído algo? ¿Tienes más detalles? ¿Puedes obtener una prueba escrita?” Todo eso sería definido como conspiración para cometer espionaje según las interpretaciones del Pentágono.

  • No soporto a la gente que dice que no cambiaría nada de lo que ha hecho. Eso implica que no han aprendido nada de sus experiencias.

  • El 11 de septiembre estaba hablando por teléfono con un amigo, discutiendo sobre algoritmos de encriptación. Rápidamente, una hora después de que todo sucediera me di cuenta que todos los planes del complejo de la industria militar de espiar a todo el mundo y de aumentar el presupuesto destinado a defensa se acelerarían. Y eso fue exactamente lo que pasó.

  • La creación de Wikileaks fue, en parte, una respuesta a lo de Irak. La guerra de Irak ha sido el tema más importante para la gente de mi generación en Occidente. También ha sido el caso más claro, que yo recuerde, de manipulación mediática y de creación de una guerra gracias a la ignorancia.

  • Es imposible imaginar la corrupción a gran escala en el mundo sin la corrupción occidental. Esa fue una gran lección para mí. Los Estados Unidos siempre han sido históricamente una sociedad relativamente abierta. Pero dentro del país hay un estado en la sombra: el ejército, que hasta septiembre sumaba 4,3 millones de empleados de seguridad. Eso es la población de Nueva Zelanda. Es una sociedad cerrada, totalitaria, que recopila y almacena más información que ninguna otra sociedad del mundo.

  • Las cosas que me formaron fueron sobre todo mis experiencias relacionadas con la lucha por la libertad de prensa, la libertad para la comunicación del conocimiento que, en último término, es la liberación de la ignorancia. Me di cuenta que la información en todo el mundo estaba limitada por la censura, mientras que el complejo de la industria militar estaba creciendo enormemente y la cantidad de información que estaba recopilando sobre todos nosotros excedía en mucho lo imaginable.

  • La autoridad legítima es importante, pero la autoridad debe existir como resultado de un consentimiento basado en la información de los gobernados. Yo he pasado 20 años desarrollando sistemas, políticas e ideales para proteger el derecho de la gente para comunicarse en privado, sin la interferencia de los gobiernos, fuera de su vigilancia. La vigilancia es una forma de censura; cuando alguien teme que lo que dice pueda ser escuchado por un poder que tiene la capacidad de encerrarle, adapta su mensaje. Empieza a autocensurarse.

  • En cuánto a la primavera árabe, la forma en la que yo lo veía allá por octubre de 2010, era que las estructuras de poder en Oriente Medio son interdependientes, se apoyan unas a otras. Así que si publicábamos suficiente cantidad de información, al mismo tiempo, sobre muchos de estos poderosos individuos y organizaciones, su capacidad de apoyarse entre ellos disminuía. Tendrían que luchar sus propias batallas locales; tendrían que afrontar la tormenta política doméstica derivada de la información publicada.

  • No creo que tenga un ego gigantesco. Solamente, soy firme al decir que no. No, no vamos a destruir todo lo que hemos publicado. No, continuaremos publicando lo que hemos prometido publicar. Para algunos, eso es resultado de un gran ego, cuando en realidad es actuar según tus ideales.

  • Creo que lo que hace que una civilización sea civilizada es que la gente entienda lo que está pasando. Cuando Gutenberg inventó la imprenta, el resultado final fue que la gente que sabía lo que estaba pasando, pudo transmitir esa información a los demás. Gracias a Internet en la actualidad, es mucho más fácil transmitir lo que sabemos sobre lo que está pasando en otra parte del mundo y compartirlo con los demás.

 

Bertrand Russell escribió…

Por qué no soy cristiano

Mr. Russell según Público

Bertrand Russell (1928-1967): Filósofo y matemático inglés, partidario de la paz mundial, el desarme y la libertad; abarcó campos tan diversos como la literatura, la política, la ética, las matemáticas, la filosofía o la teología, destacando por la coherencia de sus argumentos.

 SOBRE LAS REGLAS MORALES

Como toda conducta nace del deseo, es evidente que los conceptos éticos no pueden tener importancia si no influyen en el deseo. Lo hacen mediante el deseo de aprobación y el temor al reproche. Son fuerzas sociales poderosas y naturalmente, tratamos de ponerlas de nuestra parte si queremos conseguir cualquier fin social.”

Es un método que permite a los hombres vivir en comunidad a pesar de las posibilidades de que sus deseos choquen. […] Existe el método de la ley penal que tiende solo a una armonía meramente externa, asignando consecuencias desagradables a los actos que frustran en ciertos aspectos, los deseos de otros hombres y existe también, el método de la censura social: ser mal considerado por la sociedad en que uno vive es una forma de castigo; para evitarlo, la mayoría de la gente evita primero que se sepa que no cumple el código de su grupo. […] Por esta razón, el amor es mejor que el odio, porque produce armonía en lugar de conflicto entre los deseos de las personas respectivas. Cuando hay amor entre dos personas, éstas triunfan o fracasan juntas, pero cuando se odia, el éxito de una es el fracaso de la otra.”

La moral corriente es una mezcla curiosa de utilitarismo y superstición, pero la superstición se lleva la mayor parte (cosa natural, ya que es el origen de reglas morales). Originalmente, ciertos actos se consideraban desagradables para los dioses y eran prohibidos por ley, porque la cólera divina podía descender sobre la comunidad, no solo sobre los individuos culpables. […] Para complacer a estos moralistas, se inflige una vida de tortura a millones de seres humanos que no debían haber nacido, sólo porque se supone que el comercio sexual es malo, como no vaya acompañado del deseo de tener hijos, aún cuando se sepa que éstos van a ser desdichados. El ser matado violentamente para luego ser comido, que era el destino de las víctimas aztecas, implica un grado de sufrimiento menor que el que se inflige al niño que nace en un medio miserable, contagiado de una enfermedad venérea. Sin embargo, los obispos y los políticos infligen ese sufrimiento mayor en nombre de la moral. Si hubieran tenido la menor chispa de compasión o amor por los niños, no habrían defendido un código moral que conlleva esta diabólica crueldad. Al nacer y en los primeros años de la vida, el niño medio sufre más por causas económicas que por motivos supersticiosos. Cuando las mujeres de buena posición tienen hijos, disponen de los mejores médicos, las mejores enfermeras, la mejor dieta, el mejor trabajo y el mejor ejercicio. Las mujeres de la clase trabajadora no disfrutan de esas ventajas, y con frecuencia sus hijos mueren por falta de ellas. Las autoridades públicas invierten grandes sumas en la pavimentación de distritos residenciales, donde hay escaso tráfico. Tienen que saber que al tomar esta decisión, condenan a muerte a cierto número de niños de la clase trabajadora, por el solo delito de ser pobres. Sin embargo la clase dirigente está apoyada por la mayoría de los ministros de la religión, que, con el Papa a la cabeza, han logrado que las fuerzas de la superstición se pongan al servicio de la injusticia social, en todo el mundo.”

Mientras los sacerdotes continúen perdonando la crueldad y condenando el placer inocente, sólo pueden causar daño como guardianes de la moral de los jóvenes. […] Se debería enseñar a los muchachos que nada justifica el comercio sexual, como no sea la mutua atracción. Esto es contrario a las enseñanzas de la Iglesia, que sostiene que, con tal que el hombre y la mujer estén casados y el hombre desee otro hijo, el comercio sexual está justificado por grande que sea la repugnancia de la esposa. A los muchachos se les debería enseñar el respeto por la libertad mutua; hay que hacerles sentir que no hay nada que dé a un ser humano derechos sobre otro, y que los celos y la posesión matan el amor. Se les debe enseñar que traer al mundo un ser humano es un asunto muy serio, y que solo debe hacerse cuando el niño tenga razonables perspectivas de salud, ambiente adecuado y cuidados paternales. Pero se les debe enseñar también los diversos métodos de control de natalidad para que los hijos nazcan, sólo cuando se los desee. Finalmente, se les deben enseñar los peligros de las enfermedades venéreas y los métodos de cura y prevención. El aumento del bienestar humano que se puede esperar de este tipo de educación sexual, es inconmensurable.”

Slats, dijo…

Slats

Pic from popmag.com.au

Kelly Slater, nacido en Cocoa Beach, Florida y campeón del mundo por primera vez en 1992 con solo 20 años, nos habla sobre surf, política y equilibrio.

Un día me comí una ola y me golpeé en la cabeza. El latigazo fue salvaje. Al mar no debes tenerle miedo, pero tampoco perderle el respeto.

Cada ola es un Himalaya, para lo bueno y para lo malo.

Pipeline te atrapa, uno nunca puede dominar sus olas. El mundo se para cuando se eleva un muro de agua de seis metros ante ti. Es una situación límite que inquieta, excita, asusta.

En 1999 me saturé, el surf me aburría, llegué a un estado de hastío mental. No había ola lo suficientemente complicada ni rival lo suficientemente bueno.

¿Quién es Kelly Slater? Soy un tío normal al que le gusta el surf, no bebo alcohol y como lo más sano posible. Cada día tomo una cucharada de jarabe de arce para controlar mi azúcar y litros de té para limpiar mi estómago.

En 1998 aparqué la tabla, recuperé la guitarra, llamé a Rob Machado y Peter King para montar The Surfers. Sacamos un disco y la cosa fue bien en Japón… pero odio trasnochar.

Si me dan a elegir entre una ola de cinco metros o tocar ante mil personas, les diré que nunca llegaré a ser Jack Johnson.

Si no soy el primero… el segundo es el primer puto perdedor. En el agua odio a todos. Cuando pierdo, siento que todo el mundo es más que yo. Es una mierda.

Estoy aquí por culpa de Andy, él reavivó mi llama. Veía en él cosas de mí. Cuando llegó me acerqué a él pero todo era intenso entre nosotros, aquellos nos consumía. La rivalidad con él me hizo mejor.

Nunca me he creído las mentiras que nos cuentan. Lo de la guerra de Irak no tiene nada que ver con el 11 de septiembre. Es una guerra montada para controlar el petróleo. Con Obama hemos constatado que ningún político cambia nada. Es otra marioneta, como el resto de los políticos. Están en manos de poderes económicos más poderosos, no es nuevo.

Tener un estilo deliberado me parece pretensioso. El estilo es poner el cuerpo y el peso en el lugar correcto. Cuando surfeo me olvido de todo, no compito con nadie, soy yo y la ola. He aprendido a descifrarlo y a leer el océano, eso me ha hecho mejor surfero.

Respeto el mar y lo admiro. El surf tiene un punto de filosofía zen; Bruce Lee trabajaba la eficiencia del movimiento y esa es la realidad del surf. En el agua, como en la vida, tienes que lograr un equilibrio. Tu cuerpo, la tabla y la ola.

Basado en el artículo publicado en la revista Esquire 43

Tomás Moro, escribió….

Un país

Tomás Moro (1478-1535) Teólogo, político y escritor encarcelado en la Torre de Londres y decapitado el 6/07/1535 por sus diferencias con el monarca reinante.

Sobre Utopía:

“Os he referido y descrito tan fielmente como he podido las instituciones de aquella república; que a mi parecer, es no solamente la mejor, sino la única que tiene derecho a llamarse república, pero los ciudadanos sólo buscan su provecho particular. En Utopía, como no hay bienes particulares, todos cuidan de los negocios públicos. Y, en verdad, ambas partes tienen buenas razones para obrar así. En otras repúblicas, aunque sean ricas y florecientes, ¿no saben los ciudadanos que habrán de morir de hambre si no hacen provisiones? Les acucia la necesidad de procurar por ellos más que por el pueblo, es decir, por los demás. Por el contrario, en Utopía, donde todas las cosas son de todos, no cabe duda de que a nadie le faltará lo necesario, puesto que los almacenes, las casas y los graneros comunes están suficientemente provistos. Allí no se distribuyen los bienes con mezquindad y por eso no hay mendigos ni pobres, y aunque nadie tenga nada, todos son ricos. Pues ¿hay mayor riqueza que vivir alegre y sosegadamente, libre de inquietudes, sin tener que procurarse el mantenimiento, sin ser vejado por las importunas quejas de la esposa, sin temer la pobreza para el hijo ni afligirse porque no se puede dar dote a la hija? Sí; no han de preocuparse por el bienestar de sus esposas, sus hijos, sus sobrinos, los hijos de sus hijos, toda su posteridad, por larga que sea. Y no hay menos provisiones para quienes trabajan que para quienes ya no pueden trabajar porque la edad o la enfermedad les haya quitado las fuerzas. […] Pues ¿qué justicia es la que permite que un rico cambista o un usurero, o cualquiera de los que no hacen nada o que, si algo hacen, no es necesario para la república, lleve una agradable vida de ocio y placeres, mientras los pobres gañanes, los carreteros, los herreros, los carpinteros y los labradores han de trabajar continuamente como bestias de carga, a despecho y pesar de ser tan útiles, que sin ellos ninguna república duraría más de un año, llevando una desventurada vida de estrecheces que hace parecer mejor la de los asnos, los cuales ni trabajan tanto como esos infelices hombres ni piensan en lo venidero? […] ¿No es ingrata e injusta la república que tan grandes recompensas da a los nobles –que así les llaman-, a los cambistas y a otras gentes ociosas, a los aduladores, a los que procuran vanos placeres, desatendiendo a los pobres campesinos, carboneros, gañanes, carreteros, herreros y carpinteros, sin los cuales no podría seguir viviendo ninguna república? Después de haber abusado de ellos haciéndoles trabajar como bestias de carga cuando eran jóvenes y robustos, en cuanto se ven oprimidos por la enfermedad y la vejez y se hallan indigentes, necesitados y desprovistos de todo, olvidando tantas penosas vigilias y los buenos y muchos frutos que han dado, los paga y recompensa ingratamente con la más miserable de las muertes. […] Si nos parece injusto que se premie con la ingratitud a hombres que tan provechosos han sido para la república, más injusto habremos de juzgar –lo que es peor- que al mal trato que les dan le llamen justicia, aunque lo sancione la ley.”

“Me da un poco de vergüenza seguir hablando de esto, por el temor que tengo de que no dé crédito a mis palabras. Y aún tengo más causas de temerlo porque a mí me costaría mucho trabajo creer a otra persona que dijese lo mismo que he dicho yo. Me doy cuenta de lo difícil que me hubiera sido tomarlo por cierto si no lo hubiese visto con mis propios ojos.”

“Pero ahora tenéis que mirar una cosa más de cerca. Os engañaríais si creyerais que trabajar solamente 6 horas trae necesariamente la escasez. No es así en modo alguno. Esas pocas horas de trabajo no solamente bastan, sino que aún son demasiadas para tener gran abundancia de todas las cosas que se necesitan para vivir cómodamente. Y lo comprenderéis mejor si consideráis cuán grande es en otros países, la parte de la población que vive en la holganza. En primer lugar, casi todas las mujeres, que son la mitad de la población. Y donde las hembras trabajan, los varones suelen holgar en vez de ellas. Añadid la ociosa muchedumbre de los sacerdotes y religiosos, que así son llamados allí. También todos los ricos, especialmente los que tienen hacienda en tierras, a los cuales llaman hacendados y nobles, con sus criados, esa caterva de jactanciosos vagos que van armados de pies a cabeza; así como los mendigos robustos y sanos que se fingen enfermos para encubrir su holgazanería. Veréis entonces que quienes trabajan para que queden atendidas las necesidades de la humanidad son menos de lo que suponéis. Considerad ahora que bien pocos de esos que trabajan ejercen oficios necesarios. Donde el dinero es todopoderoso hay que ejercer muchos oficios superfluos que solo sirven para aumentar la suntuosidad y el desenfreno. Suponed que esa multitud de hombres que ahora trabaja se repartiese entre los pocos oficios real y verdaderamente útiles; entonces habría tan gran abundancia de cosas necesarias, que los precios, sin duda, serían demasiado bajos para asegurar el sustento de los trabajadores. Mas si todos los hombres que malgastan el tiempo trabajando en oficios que no son útiles; si todas las personas que viven en el ocio, cada una de las cuales consume tantas cosas como dos trabajadores juntos, fuesen obligadas a trabajar, se tendría que trabajar muy pocas horas para hacer todas las cosas necesarias para vivir holgadamente y sin privarse de los placeres verdaderos y naturales.”

“Un rey es dueño absoluto de las persona y bienes de sus súbditos y todo lo que éstos poseen lo tienen a merced de la benignidad real. Lo que más conviene al rey es que sus súbditos posean muy poco o nada; el rey está más seguro en su trono cuando su pueblo no goza de demasiada riqueza y libertad, pues cuando hay estas cosas, los hombres no obedecen de buen grado las leyes duras e injustas; por otra parte, la necesidad y la pobreza abaten su audacia haciéndoles sumisos a la fuerza. […] ¿Dónde abundan más las disputas, las querellas, los alborotos, las rencillas y las reprobaciones que entre los mendigos? ¿Quiénes desean más las mudanzas que quienes no están contentos con el modo en que viven? ¿No es el más audaz de los rebeldes quien espera ganar algo porque no tiene nada que perder? Si un rey es tan poco amado, tan despreciado por sus súbditos que no puede infundir en ellos el temor si no es a fuerza de injusticias y confiscaciones y llevándolos a la pobreza, mejor le sería renunciar al trono que intentar mantenerse en él por tales medios, pues aunque sigan llamándole rey, la majestad se ha perdido. Nada hay más contrario a la dignidad de un soberano que reinar en un pueblo de mendigos; su deber es regir una nación rica y feliz.”