Ciudadanos Americanos

Ver la película argentina seleccionada a los próximos Goya y luego el último documental de Michael Moore, dejó regulando a mis motores cerebrales de forastera residente en Europa.

Es curioso como ambas películas plantean lo difícil que nos resulta a los americanos mirar en el espejo y aceptar las arrugas de nuestra experiencia vivida, las cicatrices después de tantas sucias guerras internas o aquello que menos nos gusta de nosotros; preferimos representar el personaje de la bruja en Blancanieves y dejarnos engañar como ilusos, mientras perdemos coherencia preguntándonos quién es el más bonito del reino.

En este proceso de autoengaño, olvidamos que todos esos detalles que vemos en el espejo crean nuestra identidad, ya sea a la luz o en la sombra. Y da la sensación que mucho más nos molesta cuando es un compatriota quien destaca esa úlcera que escondemos, esa lesión que destruye nuestros tejidos sociales… esa escara cerca del corazón que evitamos sanar. Aún más nos fastidia cuando ese compatriota, vive en el extranjero, acusándolo de traidor por exiliarse y andar ventilando nuestros pecados más rancios.

Es inevitable que cualquier catarsis produzca un inicial estado de shock pero es paralizante mantenerse traumatizado eternamente, por cualquier tipo de crisis, ya sea económica, histórica, familiar o social. El fin último de toda conmoción debería ser aprender de los cambios que provocó; de no ser así, la historia de nuestra evolución no tendría ningún sentido. Y la educación dentro de la familia, como también la impartida por parte del Estado y sus instituciones, juega un papel fundamental para resolver conflictos, pasados, presentes o futuros.

“¿Por qué recordar? Cada día en Alemania en cada colegio se enseña a los más jóvenes lo que hicieron sus antecesores. No lo encubren, no hacen como si no hubiera pasado, no dicen: eso es de antes que yo naciera, qué tiene que ver conmigo o yo no he matado a nadie. Para ellos, es su pecado original, una marca permanente en el alma colectiva de Alemania. Una marca por la que siempre buscarán redimirse y reparar el daño y que nunca olvidarán”, dice Michael Moore en su documental. “El primer paso hacia la recuperación, hacia ser mejores personas o un mejor país, es ser capaces de ponernos en pie y hablar sinceramente de quién somos. Yo soy estadounidense, vivo en un gran país que nació del genocidio y se construyó sobre los hombros de esclavos.

Yo soy argentina, bisnieta de emigrantes italianos que construyeron una familia sobre una tierra regada con sangre aborigen, heredera de ideales comerciales que fomentaron mis antepasados militares quienes llegaron al Río de la Plata con barcos cargados de esclavos, hija del proletariado de clase media que sufrió el terror del Proceso de Reorganización Nacional y desde hace más de una década, una inmigrante residente en España sin derecho a votar.

Responsabilidad y compromiso. Conocer tu lado oscuro y aceptarlo, te hace libre para cambiar aquello tan feo que odias ver en el espejo. Basándonos en el concepto de epigenética, absolutamente todos los americanos del norte, centro o sur hemos sido influenciados en nuestro material genético, por las propias experiencias, cuyas marcas han sido transmitidas a las generaciones futuras. Sería muy interesante empezar a modificar nuestra percepción emocional de la historia para vivir un presente que influya positivamente en nuestra experiencia, por puro amor a quienes están condicionados por cómo actuamos hoy: todos nuestros sucesores.

Anuncios

No Soy Tu Muñequita

Son muchas las mujeres que al salir de su casa, conviven a diario con supuestos “piropos” por parte de desconocidos y en su gran mayoría, hombres.

No importa la edad ni de ellas ni de ellos, porque lamentablemente este tipo de práctica se ha convertido en una costumbre para muchos individuos que sienten un insolente arrebato por intentar halagar con groserías a mujeres transeúntes, las cuales pueden llegar a ser insultadas o abusadas físicamente si no acceden a sus perversos deseos o les corresponden… con una sonrisa.

Tatyana Fazlalizadeh es una joven activista y artista visual residente en Brooklyn que está recorriendo el mundo con su exposición artística para crear conciencia sobre el acoso callejero. Su iniciativa comenzó en 2012 con el dibujo de un auto retrato junto a la leyenda “No le digas a las mujeres que sonrían” situado sobre un muro, convencida de que el arte callejero es una herramienta potente para abordar un problema de inseguridad ciudadana que se produce a diario, en la misma vía pública.

31_905

Motivada como tantos artistas por su propia experiencia y la impotencia ante esta errante violencia de género, canalizó su rabia utilizando la pintura al óleo como arma para crear un impacto social y decidió darle voz al conflicto. Comenzó a retratar otras mujeres junto a frases como “Las mujeres no están buscando tu verificación” o “Acosar a las mujeres no confirma tu masculinidad”, para crear debate en su barrio sin imaginar que la conversación se propagaría más allá de sus fronteras. La rancia idea de que la mujer pertenece, cual objeto, al hombre, lleva implícita la de percibir al cuerpo femenino como un entretenimiento público destinado al placer del varón.

Recientemente su muestra salió de USA por primera vez y llegó a México, uno de los países con las tasas más altas de violencia sexual hacia la mujer, donde sus cuerpos son vistos como objetos accesibles a los hombres, aún si ellas no lo desean. Tatyana junto con la diseñadora local Ingrid Rendón reunieron una docena de mujeres en el barrio de Cuauthémoc para compartir sus historias. Poco tiempo después y como parte de la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero muchas personas y organizaciones alrededor del mundo pegaron posters en sus comunidades, consiguiendo que el movimiento llegara a Berlín, Canadá, Francia, Trinidad y Tobago o el Reino Unido. La artista dispone en la web del proyecto un formulario de contacto donde convoca a cualquier persona interesada en extender la conversación sobre el acoso callejero, para crear imágenes con el lenguaje y las historias de diferentes ciudades del mundo.

Su proceso creativo comienza al reunirse con otras mujeres que han sufrido acoso callejero para conocer sobre sus biografías y como asocian estas experiencias a su vida. Luego las fotografía y utiliza sus imágenes incluyendo en los posters textos sobre lo que expresaron sentir ante comentarios denigrantes, ofreciéndoles la oportunidad de comunicarse con los acosadores a través del arte, para ratificar que ninguna mujer debe permitir ser tratada con impudicia.

La artista no nos está hablando sobre cumplidos corteses que enaltecen la belleza al verla transitar, tampoco sobre la cuestión de sentirse atractiva o valorada por desconocidos, sino que centra su discurso en el acoso sexual callejero lascivo, burdo y vulgar que intimida a mujeres adultas o incluso niñas, fomentando el agravio y la humillación de la violencia machista en la sociedad.

Porque la hombría es noble cuando va ligada al respeto a la mujer por la sola virtud de ser persona.

Glufosinato, un nuevo veneno

El #glufosinato en #Alemania no pero en #Latinoamérica si #Stop #Transgénicos

No más venenos en Canarias

Este artículo ha sido publicado ya hace unos meses, pero como estamos cortitxs de gente aquí en la campaña a veces se tarda un poco en actualizar el blog… Nuestras más sinceras disculpas.

Esperamos que lo encuentren interesante. Habrá que ir ampliando la campaña para englobar todos los venenos que podrían dañar el medio preciado en el que vivimos.

Glufosinato, un nuevo veneno

“(Por el doctor Andrés Carrasco, director del Laboratorio de Embriología Molecular de la UBA, para http://www.lavaca.org)

El avance de los agronegocios en la región latinoamericana hace necesario señalar que a la voracidad de un sector productivo y a los intereses estratégicos de las transnacionales y su propuesta tecnológica, hay que agregar la actitud de gobierno nacional que no sólo espera retenciones crecientes sino que se empeña en apostar a la desnacionalización incrementado la dependencia con un modelo que hace cada vez más frágil…

Ver la entrada original 1.264 palabras más

La cacería sigue por otras sendas…

#España #DivisiónDePoderes #YA . Sin #justicia no hay #libertad . La #impunidad no #preescribe

rompamoslosgrilletes

Somos un pueblo alegre e ingenioso. Somos capaces de reírnos de nosotros mismos y de nuestras propias desgracias, como pocos saben hacerlo. Apenas ha sucedido un acontecimiento, cuando ya han surgido decenas de chistes y chanzas acerca del asunto. Y, precisamente por eso, no somos idiotas, por mucho que algunos se empeñen en tratarnos como tales.

La maniobra político-judicial que se ha obrado contra el juez Ruz es una provocación, un insulto a nuestra inteligencia. Las últimas estadísticas del CIS dejaban muy claro que el asunto que más preocupa a la ciudadanía, en estos momentos, es la corrupción política. ¿No querías caldo?, pues toma, dos tazas: El juez que con mayor esmero estaba empleándose en desentrañar los entresijos de la mayor red de corrupción de nuestra historia, es apartado mediante urdimbres político-judiciales. Entretanto, andan elaborando más leyes, con el objeto de que ni tan siquiera podamos protestar. Se abre la…

Ver la entrada original 262 palabras más

Gandhi escribió y dijo…

Extraído del libro Política de la No Violencia editado por Publico.

Discursos y escritos de Gandhi

– Somos como niños en cuanto a nuestra educación política. No entendemos el principio de que el bien público es también nuestro propio bien. Pero llegará el tiempo en que podamos trascender este estado mental. No necesitamos, sin embargo, utilizar la violencia. Ni tenemos que involucrarnos en acciones temerarias, arriesgando nuestras vidas.

– No puede haber ninguna ventaja en reprimir una crisis de este tipo; se debe dejar que ocurra. Si, por lo tanto, antes de que podamos permanecer en paz, debemos luchar entre nosotros, es mejor que sea así. No hay ninguna forma para un tercero de proteger al débil. Esta supuesta protección es la que nos ha acobardado. Tal protección solo puede hacer al débil más débil.

– Les diría con respeto: admito que son mis gobernantes. No es necesario discutir el hecho de si ustedes dominanla India por la espada o por nuestro consentimiento. No tengo ninguna objeción a su permanencia en mi país, pero aunque sean los gobernantes, tienen que permanecer como los servidores del pueblo. No somos nosotros los que tenemos que hacer lo que ustedes desean, sino ustedes quienes tienen que hacer lo que nosotros deseamos. Pueden conservar las riquezas de nuestra tierra de las que se han apoderado, pero no pueden arrebatarnos más de aquí en adelante.

– Solo aquellos indios que estén llenos de verdadero amor serán capaces de hablar a los ingleses con firmeza y sin miedo […] Pueden considerarse llenos de verdadero amor, los que habiendo experimentado la fuerza del espíritu dentro de ellos, no se dejarán intimidar por la fuerza bruta y nunca desearán hacer uso de ella.

– Aunque sea un doctor, se dedicara al hilado a mano y si cualquier paciente acude a él, les dirá la causa, mas bien que enviciarlos suministrándoles medicinas inútiles.

– Culpar a los ingleses es inútil, que ellos vinieron gracias a nosotros y permanecerán por la misma razón; ellos se irán o cambiarán su naturaleza solo cuando nosotros nos reformemos.

– La acción es mucho mejor que el discurso; es nuestro deber decir exactamente lo que pensamos y afrontar las consecuencias y será solo entonces, cuando seremos capaces de impresionar a alguien con nuestros discursos.

– Es una excusa inapropiada decir que haremos una cosa solo cuando los demás también lo hacen: debemos hacer lo que sabemos que es correcto y otros lo harán cuando encuentren el camino.

– Nosotros no podemos imponer nada a los demás. Cada uno debe hacer lo que sea su deber. Si hago mi deber, que es ser fiel conmigo mismo, seré capaz de servir a los otros.

– Roma sufrió una crisis moral cuando logró un alto nivel de desarrollo material. Lo mismo ocurrió en Egipto y quizás en la mayor parte de los países de los que tenemos registros históricos. Los descendientes y parientes del divino y majestuoso Krishna, también decayeron cuando llegaron a la riqueza.

– No debería haber desarrollado mi argumento de esta forma, sino creyera que, en la medida en que nosotros hemos convertido la moderna locura materialista en nuestro objetivo, vamos retrocediendo en el camino del progreso.

– “Los procesos de los tribunales de divorcio demuestran otro aspecto de la influencia de la riqueza y el ocio, al mismo tiempo que un amigo que había estado en contacto con la sociedad de Londres me aseguró que allí se celebraban diversos tipos de orgías solo imaginables en el período de los emperadores romanos más disolutos. Sobre la guerra tampoco tengo mucho que añadir. Siempre ha sido más o menos crónica desde el auge del Imperio Romano; pero hay ahora indudablemente una aversión hacia la guerra entre todos los pueblos civilizados. La enorme cantidad de armamento, que conviven con las declaraciones más piadosas a favor de la paz, constituyen un espectáculo con una ausencia casi total de moralidad como principio dirigente entre las clases gobernantes” Alfred Russell Wallace, co-descubridor con Darwin del principio de selección natural.

–  No tenemos que tener miedo de nuestras ideas o de practicarlas lo máximo posible. Solo cuando valoremos más la verdad que el oro; la valentía más que la pompa de poder y la riqueza; la caridad más que el amor por uno mismo, entonces seremos una nación realmente espiritual. Si realmente limpiáramos de nuestras casas, palacios y templos los atributos de la moralidad, podríamos ofrecer batalla a cualquier combinación de fuerzas hostiles sin tener necesidad de soportar la carga de una milicia armada. […] Esta es la verdadera economía, ojala ustedes y yo podamos atesorarla y la hagamos cumplir en nuestra vida diaria.

– El político en mí nunca ha dominado ninguna de mis decisiones y si parece que estoy tomando parte en política, es solo porque la política nos rodea hoy en día como la cola de una serpiente de la cual uno no puede escapar, no importa lo mucho que lo intente.

–  ¿Cuál fue la amplia síntesis que predicaron Buda y Cristo? Buda llevó sin miedo la guerra al campo del enemigo y puso de rodillas a los arrogantes monjes. Cristo expulsó a los mercaderes del templo de Jerusalén y envió maldiciones del cielo sobre los hipócritas y los fariseos. Ambos se comprometieron intensamente con la acción directa. Pero incluso cuando Buda y Cristo castigaban, mostraban un innegable cuidado y amor detrás de cada uno de sus actos. No habrían levantado un dedo contra sus enemigos, pero se entregarían con gusto a ellos mismos antes de abandonar la verdad por la cual vivieron.

– Un gobierno construye su prestigio sobre la aparente asociación voluntaria de los gobernados. Y si es equivocado cooperar con el gobierno en su intento de mantenernos como sus esclavos, estamos obligados a comenzar con aquellas instituciones en las cuales nuestra asociación parece ser la más voluntaria. La juventud de una nación es su esperanza.

– Es tan necesario rechazar la falsedad como aceptar la verdad. Todas las religiones enseñan que dos fuerzas opuestas actúan sobre nosotros y que el esfuerzo humano consiste en una serie eterna de rechazos y aceptaciones. La no-cooperación con el mal es tan necesaria, como la cooperación con el bien.

– La no-cooperación nacional es una invitación al gobierno para cooperar con el pueblo en sus propios términos, como un derecho nacional y como deber del buen  gobierno. La no-cooperación es un aviso de toda la nación de que no está satisfecha de seguir siendo custodiada. La nación se ha comprometido con la doctrina inofensiva, natural y religiosa de la no-cooperación en lugar de la doctrina poco natural e irreligiosa de la violencia.

– (En El gran Juicio) No siento personalmente el menor odio hacia cualquier gobernante y mucho menos, siento desafecto hacia la figura del Rey. Pero creo que es una virtud no sentir el menor afecto hacia un gobierno que, en conjunto, ha hecho más daño ala Indiaque cualquier sistema anterior.

– (Enla Satyagrahadela Sal) Han comenzado a detener a un líder tras otro. Pero según el principio de esta lucha, por el cual el líder es el que afronta el sufrimiento mayor, cualquiera de los que se mantenga fuera de la cárcel debería asumir el mando y llevar el movimiento adelante.